20 ene. 2015

Claves para comprar una buena memoria.

claves-para-comprar-una-buena-memoria

Como proveedora de mi tienda, vengo observando desde hace un tiempo cuando voy a comprar Memorias SD o Pendrives a los almacenes, que además de los Gbs que puedan contener, también especifican unos términos, que hasta hace poco, me eran desconocidos, como Class 4, Class 10, o SDHC.


Una de las cosas que más me gustan, es averiguar el porqué de las cosas. No es que me vaya a poner trascendental, ni mucho menos, lo que me interesa, sobre todo como compradora y vendedora, es conocer, las diferencias entre modelos de la misma gama.

Y la verdad, es que después de buscar información, sobre un tema que me parecía intrascendente, se me ha quedado esta cara, al descubrir, el porqué de los diferentes modelos y las ventajas y desventajas de unos y otros:

meep-asombrado-facebook
Te aconsejo que no te pierdas ni una coma de esta entrada, porque aunque me voy a extender más de lo que me gustaría, creo que el tema lo merece y te va a resultar muy útil, ya que todos, el que más y el que menos, trabajamos a menudo con estas memorias. Es más, a mi me ha dado algunas claves para resolver problemillas serios que empezaba a tener con mi móvil.

LA HISTORIA DE LAS MEMORIAS SD

Empecemos por el principio, para entender mejor que es y cómo funciona una tarjeta SD .
La aparición de memorias SD, comienza en 2005 de la mano de Panasonic. Hasta entonces, el formato utilizado para almacenar datos (aparte de los disquettes o Cds), eran las tarjetas Compact Flash, creadas en 1994, que aún hoy siguen usando especialmente en el gremio profesional de fotografía.

diferencia-entre-compact-flash-y-sd
                        Imagen:Sonnetech

    TIPOS DE TARJETAS SD

Existen tres tipos de tamaño de tarjetas SD, para adaptarse a las necesidades de cada aparato: normal, mini y micro.

                               Imagen:Wikipedia

Estos tamaños, cuentan también con adaptadores para compatibilizar en diferentes dispositivos.

adaptador-tarjeta-sd-lector
Todos los modelos, los puedes encontrar en nuestra tienda física, infórmate.

CARACTERÍSTICAS DE LAS TARJETAS SD

Ahora viene el tema más importante a la hora de comprar una tarjeta SD, para que acertemos con la compra. Lo que todo el mundo sabe, es que hay diferentes capacidades de memorias (desde 1 Gb hasta 512Gbs) y que, evidentemente, a mayor capacidad, más información en forma de texto, imagen, sonido o vídeo, podemos incluir en ella.
tarjeta-sd-kingston
Todos los modelos, los puedes encontrar en nuestra tienda física, infórmate.


Pero ahora viene lo mejor, existen diferentes clases de tarjetas SD, y se basan en la velocidad a la hora de leer o transferir esos archivos. Lo cual quiere decir que de nada nos sirve tener un "tarjetón" de 32 Gbs, con gran capacidad de almacenamiento, si no va a asimilar los datos que estamos introduciendo a una buena velocidad. 

Para que lo entiendas bien, si metes una tarjeta de 32 Gbs en una cámara digital, con una clase 4, puede que no te permita realizar ráfagas suficientemente rápidas o visualizar las imágenes de manera instantánea, porque el proceso de asimilación en la información será más lento. Vamos, como tener atascos en una autopista de cuatro carriles en el mismo sentido.

Por eso es recomendable, que a mayor capacidad, tengas también una buena clase en la categoría de tu tarjeta, para no dar lugar a procesos incómodos.

tarjeta-micro-sd-good-ram
Todos los modelos, los puedes encontrar en nuestra tienda física, infórmate.


Evidentemente, a mayor clase, mayor precio, pero dependiendo del tipo de trabajo que emplees en el uso de tu tarjeta, te puede llegar a compensar. En base a esto, también debes de tener en cuenta, que la tarjeta SD, sea de alta capacidad, es decir, SDHC, como las que puedes ver en la imagen superior. Porque la diferencia de precio, no es muy acusada y sin embargo ganarás mayor velocidad de transferencia, por lo que todo son ventajas.

QUÉ TARJETA SD ELIJO

A la hora de decidirte, aparte de tener en cuenta todo lo anteriormente dicho, también debes saber que:

  • No todos los dispositivos (ordenadores, cámaras, tablets, smartphones) son compatibles con todas las tarjetas de memoria. Así que antes de nada, debes asegurarte de que modelo, tamaño y capacidad soporta el aparato donde la vayas a usar.
  • La explicación de las diferencias de precio entre memorias SD de la misma clase y capacidad, normalmente se basa en la cantidad de procesos de calidad, al que la someten los distintos proveedores. Es decir, cuanto más controles de calidad tiene la tarjeta, mayor es su precio, pero también sus ventajas.
  • Es importante comprar las tarjetas en proveedores especializados. Al igual que las bases de enchufe no se recomienda adquirirlas sin certificación, si basas gran parte de tu trabajo en el uso de una memoria o pendrive, debes de conseguirlas en establecimientos que garanticen la calidad de la misma, para evitarte disgustos.
  • Debes de ser objetiv@ con la capacidad y clase que te conviene. Es decir, si no necesitas mucha capacidad para guardar tus datos, es mejor invertir en dos memorias o pendrives en los que guardes la misma información (a modo de copia de seguridad), que obtener una única tarjeta con mayor capacidad, que no rellenes y que se te pueda perder o estropear, habiendo guardado toda tu información en ella.

ALARGA LA VIDA DE TU MEMORIA

  • Intenta no borrar o manipular datos desde el móvil o la cámara, si puedes evitarlo. Es mejor, introducir la tarjeta directamente en el ordenador o a través de un lector de tarjetas. Esto se debe a que los usos de la tarjeta en los diferentes dispositivos móviles, tiene un uso limitado.

  • Formatéala periódicamente desde el ordenador. Haz una copia de seguridad, traspasa los datos importantes y formatea de vez en cuando. Al igual que el ordenador con el uso, va adquiriendo problemas debido a descargas y malwares, las tarjetas también son susceptibles de ser corrompidas al introducirlas en diferentes dispositivos, por eso, no viene mal una limpieza de vez en cuando.

  • Apaga la cámara, el móvil, la tablet o el ordenador, antes de extraer la tarjeta o pendrive. En el caso del ordenador, la puedes sacar sin apagarlo, mediante la extracción segura del dispositivo.

  • Si valoras mucho los datos que contiene tu memoria SD o pendrive, no está de mas que incluyas una imagen con un numero de teléfono o dirección de correo electronico, para que te la puedan devolver en caso de que caiga en buenas manos.

  • En el caso de las tarjetas SD, se recomienda guardarlas en la caja de plástico en las que suelen venir alojadas en el momento de la compra. Esto las protegerá de golpes, rozaduras o de caidas en líquidos.

RECUPERAR LA INFORMACIÓN DE UNA MEMORIA SD ESTROPEADA

A pesar de todos los cuidados expuestos anteriormente, nada es eterno, así que si tienes la mala suerte de que se te jorobe la tarjeta y no puedas acceder a los datos, "Keep Calm" y sigue estos pasos:

  • En primer lugar, no intentes manejarla desde el mismo dispositivo en el que se originó el error. Primero, por que puede que el problema no esté en la tarjeta, sino en el dispositivo, con lo cual, es mejor asegurarse primero. Y segundo, porque si toqueteando, "la pifias" en algo, el daño puede ser irreparable ya que estas manipulando directamente en la misma tarjeta. Lo ideal es llevarla a un ordenador ajeno al problema y pasar una copia de la tarjeta directamente al ordenador y hacer las manipulaciones necesarias desde allí, ya que si sucede algún contratiempo, siempre podrás sacar y manipular sobre otra copia nueva.

  • Si aún así, no puedes acceder a la información, una vez que hayas pasado una copia al ordenador, utiliza algún software de recuperacion de datos. Existen muchos programas en internet, os paso una recopilación de 19 programas para recopilar datos perdidos que ha sido creada por dzoom, sitio en el que he basado gran parte de la información que os desarrollo en esta entrada taaan larga.

CLAVES PARA ELEGIR UNA BUENA MEMORIA USB


Y no podía terminar la entrada, sin hablar de las memorias USB, o pendrives, como prefieras llamarlo. Es uno de los formatos más elegidos a la hora de recopilar información, así que no está de más, que para terminar, le peguemos un repaso, para hacernos con la que más nos conviene.

La capacidad de la que ya hablamos al principio, viene establecida a día de hoy en Gbs, siendo la mínima 1Gb y la máxima 512Gbs, hasta la fecha. Evidentemente, hay que tener en cuenta, cuanta información vamos a manejar, para meterla en la memoria adecuada, porque como ya te comenté, es mejor tener dos memorias que te den una capacidad suficiente y te sirvan de repuesto en caso de perdida o deterioro, que una sola memoria, en la que no necesites tanta capacidad.

Luego está el tema de la velocidad. En las memorias SD, te hablé de que se medían por clases y también por tener la denominación HC (High Capacity) a continuación de las siglas SD (SDHC). En los pendrives la velocidad se clasifica de la siguiente manera:

USB 1.0 (que transfiere datos a una velocidad de hasta 1.5 Mbs por segundo)
USB 1.1 (que transfiere datos a una velocidad de hasta 12 Mbs por segundo)
USB 2.0 (que transfiere datos a una velocidad de hasta 480 Mbs por segundo)
USB 3.0 (que transfiere datos a una velocidad de hasta 4.8 Gbs por segundo)

Con esto, yo creo que queda bien clara la diferencia. Ahora ya te toca estimar a ti, si lo que guardas en tu memoria flash, son contenidos con mucho peso (videos, películas, listas, directorios, copias de seguridad) o con peso ligero (algunas imágenes, música, texto).

Efectivamente, cuanto más capacidad llenes (Gbs) mayor será la velocidad que necesites. Incluso, a partir de 64 Gbs, he podido comprobar que es complicado encontrar ya memorias 2.0, porque no tiene mucho sentido combinar una capacidad tan grande con una velocidad menor.

Las velocidades 1.0 y 1.1, están ya prácticamente en desuso, porque no compensa la diferencia de precio, con el rendimiento que te aportan  velocidades mayores.

Las memorias para almacenar datos, sean del formato que sean, han pasado a formar parte de nuestra vida diaria y se han hecho imprescindible, por sus grandes ventajas:
  • Son resistentes
  • Cómodas de llevar por su reducido tamaño
  • Tienen por lo general muchos años de duración
  • Son compatibles en gran número de dispositivos
  • Pueden sobrescribirse miles de veces
  • Nos permiten almacenar en un mismo espacio, archivos de diferentes tipos
Por todas las prestaciones que nos brindan, me ha parecido importante, hacer una mini-guía sobre el tema, para que tengamos éxito a la hora de hacernos con la nuestra. A mí me ha resultado realmente útil a la hora de trabajar y resolver problemas, conocer todas estas claves ¿qué te ha parecido a ti?

Te dejo, con una galería de imágenes de las memorias USB, que tenemos disponibles en nuestra tienda física, cualquier información que necesites, ponte en contacto, a través de comentarios, o déjanos un mensaje en la pestaña de Contacto del menú, o en nuestra página de Facebook.

Mucha suerte con la semana y a por todas!

...










0 comentarios:

Publicar un comentario