22 abr. 2014

CÓMO ECONOMIZAR EN CASA


Cada vez se hace más necesario el lograr un mayor ahorro en nuestra vida cotidiana, no sólo porque los gastos y los impuestos no paran de subir y el trabajo y los ingresos de bajar, sino también porque la sostenibilidad en nuestro planeta es cada vez más precaria por el uso irresponsable que hacemos de los recursos. Si todos contribuyéramos a incluir una rutina de ahorro en nuestro día a día, no sólo lograríamos incrementar de manera considerable nuestro bolsillo, sino que a la vez, estaríamos logrando dar un vuelco a la degradación de la naturaleza, que es nuestro fundamental sostén. Crear un consumo responsable, está al alcance de todos y los beneficios, se notan desde el minuto uno, veamos cómo:

EN LA COCINA

La mayoría de nosotros, cuando enjabonamos los utensilios, dejamos el grifo abierto, sin ser conscientes del  enorme derroche de agua que eso conlleva. Cerrar los grifos mientras enjabonas, ayudará a reducir el consumo en la factura, incluso hasta la mitad y si ademas, instalas atomizadores en el grifo, también lograrás minimizar el gasto de agua casi en un 50%, ya que la presión de agua, se mezcla con aire y hace que el enguaje, sea igualmente eficaz. Tan fácil como enroscarlo en el grifo, y para los grifos que no tienen rosca, también disponemos de modelos adaptables.
Todos estos modelos, los podrás encontrar en nuestra tienda física.

Al cocinar hay que tener en cuenta, utilizar una sartén o cazuela de las dimensiones adecuadas para cada zona de cocción. La cazuela nunca debe ser inferior a la medida de la placa, pues se desaprovecharía bastante el calor. Si además tapas tus cocciones al cocinar, terminarás mucho antes, porque al concentrarse el calor, se reduce considerablemente el tiempo de cocción. Y para rizar el rizo, si cuando ya esté casi listo, apagamos el fuego y dejamos que se termine de cocinar con el calor residual, también ahorraremos un buen pellizco.
Disponemos de varias medidas, consúltanos.

Cuando tengas que meter el sobrante de algo cocinado en el frigorífico, deja primero que se enfríe completamente. Si metemos algún plato que todavía está caliente o templado en el frigorífico, este, tendrá que aumentar el consumo para mantener una temperatura optima en el interior. También es recomendable, dejar espacio entre los alimentos, para que el aire circule con facilidad entre ellos y los enfríe uniformemente.
Y si tienes que comprar algún electrodoméstico, es importante que te fijes en la clase energética, procura que sean de clase A, A+ o A++; la primera disminuye hasta un 50% el consumo del aparato, y la segunda y la tercera entre un 60 y un 70%, como para tenerlo muy en cuenta, verdad?

EN EL BAÑO

Un truco muy bueno ( y que hago, desde que tengo uso de razón) a la hora de ducharse, es poner un cubo vacío en la bañera y dejar que se llene mientras esperamos el agua caliente. De esta manera, ese agua que antes se iba por el desagüe, sin darnos ninguna utilidad, ahora puede ser aprovechada, para una descarga de cisterna, para regar las plantas o para llenar el cubo de la fregona.
A la hora de tirar de la cisterna, existen los descargadores dobles, que nos dan la oportunidad de elegir una descarga de agua mayor o menor, según la necesidad, de esta manera, si se requiere una descarga pequeña, no desperdiciaremos apenas. Aquí puedes encontrar el modelo de pulsador para doble descarga, no valido para los descargadores de tirador. También tenemos los descargadores completos.

Es muy recomendable también tener una papelera en el baño. Hay quien lo considera antihigiénico, yo pienso que antihigiénico es tirar compresas, tampones , toallitas y papel higiénico al WC. Con cambiar la bolsa a diario, no tendréis ningún mal olor en el baño, además de evitar los molestos atascos en la arqueta, por estos motivos. Y no solo eso, imaginaos, la cantidad de veces, que generamos una descarga de agua  innecesaria por ese motivo.
Otra opción en el baño para aprovechar al máximo, los geles de ducha, es ponerlos boca abajo (yo lo hago también, con los detergentes de la ropa y el lavavajillas de la cocina), algunos tienen unos tapones tan pequeños, que se vuelcan con el mínimo roce al invertirlos, pero eso se arregla fácilmente, colocándolos boca abajo en un vaso.

CON LA ROPA

A la hora de lavar, procura poner un programa en frío (a no ser que la ropa esté muy sucia), con un programa en 30º suele ser suficiente y el ahorro es considerable. Intenta también acumular una buena cantidad de ropa y no pongas la lavadora con tres o cuatro prendas y si no tienes mas remedio, porque una prenda te corre prisa, al menos, pon un programa económico. Contribuirás ademas, a que la cal se incruste menos.
De la misma manera, aunque sea un esfuerzo mayor, es mejor planchar cuando tengamos una cantidad de ropa considerable, porque el gasto mayor, lo hace la plancha al calentarse, no al planchar. Utiliza las prendas menos arrugadas para iniciar el planchado (mientras la plancha se calienta) y una vez desconectada la plancha, aprovecha el calor residual para esas prendas que apenas necesitan un mínimo repaso. Puede parecer una insignificancia, pero prueba y ya me cuentas...
Otro método muy válido en invierno para secar la ropa (tanto si tienes secadora como si no), es colocar un tendedero portátil debajo del aire acondicionado . Ya lo sé, no es muy estético que digamos, tener el tendedero en medio del salón, pero, ya que vamos a usar el aire, ¿te haces una idea del ahorro que te supone secar la ropa de esa manera, con lo que consume una secadora? Ademas de que si no tienes secadora (como yo), tendrás tu ropa seca mucho antes.
 


EN GENERAL

Los aparatos en stand-by, consumen entre el 5 y el 20% de la energía de la casa, además de ser el responsable del 1% de los gases de efecto invernadero. Si  nos cuesta acordarnos de desconectarlos por completo o alguno enchufes, tienen dificil acceso, lo mejor es comprar una base ecológica que se encargue de hacerlo por nosotros.

Con respecto a la iluminación, si queréis un ahorro definitivo, lo más eficiente son las bombillas de LED, que consumen 10 veces menos de lo que nos alumbran. Puede que en un principio, haya que hacer un desembolso considerable, pero a la larga, recuperaras con creces la inversión. También puedes introducirlas poco a poco, conforme se vayan fundiendo las que tienes y así, el bolsillo no sufre tanto.
 

Es importante, mantener las lámparas y las bombillas limpias, pues el polvo les resta iluminación.

En cuanto a la calefacción, si usáis aire acondicionado, lo mejor es programarlo para que se encienda una media hora antes de llegar a casa, de esa manera, tendremos una temperatura agradable y no tendremos necesidad de aumentar los grados para entrar en calor. Con una temperatura entre los 26 y 28º, tanto para frío como para calor, normalmente es mas que suficiente para mantenernos cómodos.
También es importante cerrar las puertas, para que el frío o el calor del aparato se conserve en la estancia y no se difumine hacia otras habitaciones que no estamos usando en ese momento. De esa manera, el aparato no tendrá que trabajar tanto para llegar a la temperatura indicada, suponiéndonos un buen ahorro.
Y si esto lo complementáis con burletes de puertas y ventanas, nuestro hogar se mantendrá mucho más confortable y aislado de las temperaturas exteriores.
Todos estos modelos de burlete, los encontrarás en nuestra tienda física.

Si tienes en casa teléfonos inalambricos o videojuegos como la Wii, podéis aprovechar para tener al menos dos juegos de pilas recargables. De esta manera, aprovechareis las pilas de estos aparatos cuando estén cargadas, para otros dispositivos de la casa y os ahorrareis un buen gasto en pilas normales, además de contribuir a desechar menos pilas, ya que contaminan una barbaridad. Si no tenéis aparatos que tengan pilas recargables en casa, hay multitud de cargadores a muy buen precio, que os pueden  ser de gran utilidad.

Aprovechad también el agua de la lluvia para sacar vuestra plantas al exterior, no hay riego mejor ni más económico que este. Y tratad de regar siempre por la noche, ya que las plantas, absorben mucho menos agua en una temperatura más baja.


Cuando vayáis a comprar, intentad hacerlo siempre con el estómago lleno, ya que con hambre, tendemos a comprar cosas innecesarias. Y si vais apuntando las cosas conforme os vais acordando y os presentáis con una lista clara, igualmente os será de gran ayuda para reducir el gasto. Yo por ejemplo, tengo una pizarra imán en la nevera, y cada vez que me falta algo, corro a apuntarlo (tengo memoria de pez); una vez que tengo que ir al supermercado, le hago una foto con el móvil (ahorro hasta el papel), y me limito a comprar sólo lo que está apuntado. Además es bueno que os hagáis con un planificador de presupuesto, para que tengáis claro, en que se os va el dinero todos los meses, y de esa manera, ser conscientes de dónde tenéis que echar el freno, para cubrir los gastos.


Y mi último consejo (mi favorito) es que os paséis al reciclaje. No sólo clasificando los distintos envases para desecharlos. Internet nos ofrece multitud de posibilidades, para hacer auténticas obras de arte, con materiales, en teoría inservibles, ahorrándonos el tener que comprar por ejemplo, joyeros, lapiceros, macetas, etc...además de hacernos pasar un rato agradable y creativo que viene muy bien para combatir el estrés. Si no conocéis Pinterest, quizás vaya siendo hora, pues os abre un mundo de posibilidades infinitas, tanto en el sector del reciclaje, como en muchos otros (os lo recomiendo encarecidamente).
Imágenes sacadas de Pinterest

Y con esto, finalizamos, espero que las ideas que se han desarrollado, os hayan servido (aunque sean algunas) para contribuir a llegar a fin de mes con más facilidad y a cuidar un poquito mejor del medio ambiente. Si os ha gustado alguna en particular o tenéis ideas de vuestra cosecha para aportar, me encantará que compartáis vuestros comentarios, para que nos sirvan a los demás. De todo y de todos se aprende, hasta el próximo post!















0 comentarios:

Publicar un comentario